Anuncio
InicioEspañaUna peligrosa organización criminal dedicada al tráfico internacional de hachís ha sido...

Una peligrosa organización criminal dedicada al tráfico internacional de hachís ha sido desmantelada

– Corte comercial –

En el marco del operativo policial denominado “Mac1-Red69”, agentes de la Guardia Civil y la Policía Nacional detuvieron a 18 personas -de nacionalidad marroquí, francesa, india y española- por parte de la presunta comisión, en diversos grados de participación, de la droga. delitos de tráfico, posesión ilegal de armas, posesión ilegal, hurto de vehículos, falsificación y simulación de delito.

La investigación se inició en la provincia de Alicante, a mediados de abril de 2020, en estado de alarma, tras conocer la posible existencia en la provincia de una compleja organización delictiva, presuntamente implicada en el tráfico de drogas.

Las primeras investigaciones, realizadas por el Equipo ROCA de la Guardia Civil de Calpe, se centraron en las comarcas alicantinas de Marina Alta y Baja, donde residían algunos de los primeros sospechosos, aunque no habría tardado en descubrir las conexiones existentes de estas personas. con otras personas, con base en la Costa del Sol y también en otros países, como Marruecos y Francia.

Ya en los primeros momentos de la investigación se conoció que, dentro de la organización, existían dos ramas bien diferenciadas; Uno de ellos, el afincado en la Costa del Sol, en las ciudades de Estepona y Benahavís (donde residían los principales líderes), estaba involucrado en la compra directa de drogas en Marruecos. Estaba integrado por personas de alta peligrosidad (lo que dificultaba considerablemente las investigaciones), de nacionalidad marroquí, francesa e india, y también fue investigado por el GRECO Costa del Sol de la Policía del Estado.

Como se desprende de los dos allanamientos domiciliarios realizados posteriormente en la Costa del Sol, esta parte de la organización disponía de armas semiautomáticas. Además, también se constató que los principales dirigentes tenían numerosos contactos con sicarios y todo tipo de delincuentes, con amplios antecedentes penales.

La segunda sucursal tenía su sede en la provincia de Alicante, concretamente en las ciudades de Gata de Gorgos, Teulada, Moraira y Calpe. Estaba formado por personas físicas de nacionalidad marroquí y española y tenía la tarea de almacenar el hachís recibido de la sucursal de Málaga y su posterior transporte hasta su destino final en Francia.

Gracias a la investigación se pudo conocer que estos integrantes han iniciado contactos para la compra de lanchas rápidas, del tipo que se utiliza para el narcotráfico, por un valor superior a los 200.000 euros.

Además del transporte internacional de drogas, también vendieron hachís, entre otras sustancias, y se desmantelaron tres puntos de venta de droga en Gata de Gorgos, Teulada y Calpe. En este último caso, el punto de venta era una peluquería, gestionada por uno de los internos, un lugar público que contaba con una gran clientela.

Durante la investigación, los agentes pudieron verificar la tensión entre las dos ramas. Los dirigentes, afincados en Málaga, sospecharon que la filial alicantina pudo haber hecho un “vuelco” de la droga, es decir, se habían quedado con el hachís, por lo que no dudaron en secuestrar a uno de los integrantes establecidos en la comarca de la Marina y retenerlo. lo regresó por más de veinte días, para garantizar el pago de la droga, presuntamente desaparecida durante uno de los transportes.

Finalmente fue puesto en libertad, después de que algunos miembros de la Delegación de Málaga se dirigieran a la ciudad de Calpe (Alicante), en estado de alarma (con las correspondientes medidas de limitación de movilidad vigentes, entonces vigentes) y fueron detenidos. Alicante se fue para que les pudiera aportar pruebas fehacientes de dónde se encontró realmente la droga y, además, le exigieron que les pagara más de 300.000 €.

Resultado de la operación

El pasado 2 de junio se llevó a cabo la operación, para un total de 10 búsquedas (8 en la provincia de Alicante y 2 en Málaga), todas al mismo tiempo, en las que participaron más de 80 agentes, incluidos investigadores (ROCA Calpe, EDOA Alicante y GRECO Costa del Sol) y agentes de apoyo, como la USECIC de Alicante, el Servicio Cinológico de Alicante, la Policía Judicial de la Guardia Civil de Jávea y el personal de seguridad municipal de las unidades afectadas por los diferentes registros.

La operación supuso la intervención de más de 400 kilos de hachís, diversas armas semiautomáticas con munición, más de 220.000 euros en metálico y 6 vehículos de alta gama. Hasta el momento se ha detenido a 18 miembros de la organización, 12 de los cuales ya han ingresado en prisión en espera de juicio.

La investigación se llevó a cabo por orden del Juzgado número 1 de Denia (Alicante).

guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
ARTÍCULOS RELACIONADOS

Aleatorio

Popular

Comentarios Recientes