Anuncio
InicioEspañaUn hombre que engañó a casi un centenar de menores a través...

Un hombre que engañó a casi un centenar de menores a través de las redes sociales para tener relaciones sexuales fue condenado a casi 700 años de prisión

– Publicidad –

La sección cuarta de la Audiencia Provincial de Madrid condena José Ángel SR a 686 años y 19 días de prisión como autor de siete delitos en curso de abuso sexual infantil 16 años con penetración anal u oralcinco delitos de abuso sexual de menores de 16 años con penetración anal u oral, dos delitos continuados de abuso sexual de menores de 16 años, un delito de abuso sexual de menores de 16 años, 98 delitos de captación y utilización de menores con fines pornográficos, 74 delitos de difusión de material pornográfico a menores, 25 delitos de exhibicionismo, 13 delitos de corrupción de menores de 16 años y un delito de tenencia de material de pornografía infantil.

La Sala le absuelve, no obstante, de 59 delitos de ciberacoso, tres delitos de abuso sexual y dos delitos de cohecho de menores.

La Corte da por probado que el ahora condenado, nacido el 5 de junio de 1991, sin antecedentes penales, en el período comprendido entre el 9 de noviembre de 2015 y el 3 de septiembre de 2018, tiene:

a través de redes sociales como grupos de Whatsapp, Instagram u otras, el acusado contactó a menores de 16 años con la intención de mantener comunicaciones e intercambios pornográficos con ellos. En algunas ocasiones el imputado se hizo pasar por una menor de edad llamada L., con quien los menores, creyendo que se comunicaban con una niña de su edad, acabaron manteniendo conversaciones groseramente lujuriosas que el imputado incitaba a producir excitación sexual. En ese contexto, José Ángel S. envió a la menor correspondiente fotografías y videos de una menor de edad desnuda masturbándose, y a su vez solicitó y obtuvo de las menores el envío de fotografías y videos de desnudos, enfocándose en sus genitales, y en muchas ocasiones se masturbó. .

En muchos de estos contactos, después de que José Ángel S. comprobara en el transcurso de las conversaciones que su engaño había tenido éxito, y con el objetivo de tener un encuentro sexual con las menores, les proponía hacer un trío con L. y con una supuesto amigo, el suyo no era otro que el propio José Ángel. Así, el imputado, oculto tras la falsa L., insistía en que las menores se reunieran directamente con ese amigo para tener relaciones sexuales, y esto como condición para poder luego conocer a la niña. Ante la frecuente resistencia de los menores a tener relaciones sexuales con un chico como condición para estar con L., los imputados en algunos casos también ofrecían dinero o regalos a los menores para que consintieran.

En el cuadro circunstancial descrito, José Ángel S. logró persuadir a algunas menores para que accedieran a tener encuentros físicos con él, encuentros en los que mantuvo relaciones sexuales con ellas. Dichas relaciones sexuales consistieron en masturbación mutua, felación e incluso en algunos casos el imputado penetró analmente con el dedo o el pene al menor correspondiente.

A veces, les ofrecía dinero o regalos.

En algunas ocasiones el imputado se presentó en las redes sociales como un joven menor de edad, logrando así engañar a algunos menores de 16 años con quienes intercambió mensajes de texto groseramente sexuales destinados a provocar excitación lujuriosa, así como archivos fotográficos y de video en los que ambos el acusado y los menores exhibieron sus genitales y se masturbaron. A través de este canal, el imputado también les proponía encontrarse para tener un encuentro sexual, en algunos casos ofreciéndoles dinero o regalos para que realizaran prácticas sexuales con él. Jose Angel S. ha conseguido su objetivo y en algunos casos ha mantenido relaciones sexuales con menores contactados en la forma descrita.

En otros casos, para conseguir los mismos objetivos de satisfacción sexual ya mencionados con menores de 16 años, José Ángel S. se presentaba directamente a los menores como un hombre adulto y daba lugar a un intercambio de mensajes de texto dirigidos a la excitación, acompañados de fotografías. y videos en los que tanto los imputados como los menores aparecían desnudos y masturbados. También en este contexto, el imputado hizo propuestas a su interlocutor para organizar un encuentro sexual, que en algunas ocasiones derivó en relaciones sexuales de la menor con él.

Contra esta resolución cabe presentar el relativo recurso de casación ante la Sala de lo Civil y Penal del TSJ de Madrid.

guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
ARTÍCULOS RELACIONADOS

Aleatorio

Popular

Comentarios Recientes