Anuncio
InicioInternacionalTransdniestria dice que Ucrania estaba preparando un ataque terrorista con drones

Transdniestria dice que Ucrania estaba preparando un ataque terrorista con drones

Unos desconocidos intentaron utilizar un avión no tripulado para volar un centro de televisión y radio en la localidad de Mayak, informó El Ministerio del Interior de la no reconocida República Moldava de Transdniestria (TMR).

El centro está fuertemente vigilado desde los anteriores atentados. La noche del 3 de mayo, una patrulla de vigilancia descubrió y “neutralizó” un dron sospechoso. Llevaba un bidón de cinco litros “con un líquido marrón desconocido y una caja de plástico de aproximadamente 60 cm de largo y 25 cm de diámetro, que contenía 2 kg de plástico”. El Ministerio del Interior especificó que se trataba de un explosivo y que tenía detonadores. La bomba fue controlada a distancia a través de un dispositivo de radio.

“Un dron con una carga tan peligrosa, según los expertos, fue lanzado desde el lado ucraniano. Los atacantes probablemente estaban planeando un sabotaje”, señaló el Ministerio del Interior.

Según la versión policial, los atacantes querían volar el hangar con los mecanismos de refrigeración de los transformadores del radiotelecentro.

Lo que ocurre en Transnistria

No es el primer intento de atentado terrorista en los últimos días. El primer incidente se produjo la noche del 25 de abril, cuando el Ministerio de Seguridad del Estado de la república no reconocida fue bombardeado con un lanzagranadas de mano, sin que nadie resultara herido (según un informe del Ministerio del Interior local). Una fuente de Interfax en los círculos gubernamentales de Transnistria dijo que el ataque fue llevado a cabo por tres hombres desconocidos que habían entrado ilegalmente en el DMR desde Ucrania.

El interlocutor de la agencia dijo que también hubo dos explosiones el 25 de abril en la flota aérea del Ministerio de Defensa de Transnistria.

En la mañana del 26, dos torres de transmisión de radio rusa fueron voladas en el pueblo de Mayak; no hubo víctimas. El Consejo de Seguridad de Transdniestria informó el mismo día de un ataque a una unidad militar en el pueblo de Parcani.

El Comité de Investigación de Transdniestria informó el 27 de abril de que se habían encontrado y desactivado otros diez artefactos explosivos cerca del ya dañado centro de televisión y radio de Mayak.

El 27 de abril, el Ministerio del Interior de Transnistria informó de que desde Ucrania se estaban lanzando drones que sobrevolaban el pueblo de Kolbasna, donde los militares rusos vigilan un gran depósito de municiones soviético. La policía añadió que el 27 de abril se produjeron disparos desde el lado ucraniano en dirección a Colbasna.

Las autoridades de Transnistria impusieron el 26 de abril el nivel rojo de amenaza terrorista. “Todas las instalaciones de importancia nacional han sido puestas bajo vigilancia, incluidas aquellas en las que los malhechores pueden tener un mayor interés”, especificó el CI local.

“Como han demostrado las primeras conclusiones de las medidas operativas y de investigación urgentes, los rastros de estos ataques conducen a Ucrania”, dijo el jefe de Transnistria, Vadim Krasnoselsky.

Sin embargo, el presidente moldavo, Maia Sandu, vinculó los ataques a “varias fuerzas dentro de Transdniestria” que quieren hacer tambalear la situación.

El Kremlin ha transmitido que está “observando de cerca” lo que ocurre y ha indicado que las noticias de Transnistria son motivo de preocupación.

Ucrania ha negado su participación. El presidente ucraniano, Volodymyr Zelenski, consideró que Rusia estaba “intentando desestabilizar” la situación. El Estado Mayor ucraniano afirmó a principios de abril que las tropas rusas podrían estar preparando una provocación en Transnistria “para culpar a Ucrania”.

Escándalo en torno a las palabras de los militares rusos en Transnistria

Los ataques terroristas en Transnistria comenzaron tres días después de que el Ministerio de Defensa ruso hiciera una declaración de alto nivel sobre los objetivos de una operación especial en Ucrania. El 22 de abril, el Ministerio afirmó que las tropas rusas intentarían establecer un “control total” sobre el sur de Ucrania, incluso para dar “otra salida a Transnistria”. El general de división Rustam Minnekaev, subcomandante de las tropas del Distrito Militar Central para el trabajo militar y político, dijo que en Transnistria se habían constatado “hechos de acoso a la población de habla rusa”.

El Ministerio de Asuntos Exteriores de Moldavia dijo al día siguiente que el Ministerio de Defensa ruso había hecho “declaraciones infundadas” y transmitió su “profunda preocupación” al embajador ruso en Moldavia. El Ministerio de Asuntos Exteriores moldavo subrayó que las palabras del “funcionario ruso” anónimo contradecían la posición de Rusia, que apoya oficialmente la soberanía y la integridad territorial de Moldavia dentro de las fronteras internacionalmente reconocidas. Al mismo tiempo, el Ministerio de Asuntos Exteriores no dijo abiertamente que la declaración se refería a Transnistria.

El problema de Transdniestria, un país que casi nadie reconoce

La República Moldava de Transdniéster, no reconocida, anunció su secesión de Moldavia en 1990. El problema de Transnistria se venía gestando desde el inicio de la perestroika, según explicó a la Voz de América (la organización está catalogada como agente extranjero por el Ministerio de Justicia) (reconocida como tal en Rusia) el profesor de la Universidad de Delaware Stuart Kaufman.

“Los habitantes de una orilla, lo que llamamos Transnistria, predominantemente rusoparlantes, rusos o ucranianos, mantenían más sentimientos pro-soviéticos y pro-Moscú que los del otro lado del río -moldavos étnicos que hablan esencialmente rumano”, señaló el experto.

Además, las orillas del río se diferenciaban económicamente. La industria estaba más desarrollada en la orilla izquierda y la agricultura en la derecha.

Hasta 1992 hubo combates en la región con víctimas humanas. Moldavia intentó recuperar el control por la fuerza, pero Moscú intervino en el conflicto. Como resultado, la región siguió siendo independiente de facto de Moldavia, pero la situación quedó estancada en un estado de “conflicto congelado” durante décadas.

Las tropas rusas están estacionadas en Transnistria desde 1992: un contingente de fuerzas de paz y una agrupación operativa. Entre sus tareas está la protección de un gran depósito de municiones en el pueblo de Colbasna. Las autoridades moldavas abogan por la retirada de las tropas rusas de Transdniestria y la retirada de las municiones que custodian. Chisinau quiere sustituir a los soldados rusos por una misión internacional civil bajo el mandato de la OSCE.

Ninguno de los miembros de la ONU, incluida Rusia, reconoce la independencia de Transnistria. Sólo la República de Nagorno-Karabaj (no reconocida por ningún miembro de la ONU) y las parcialmente reconocidas Abjasia y Osetia del Sur han reconocido su soberanía en todo el mundo. Moldavia considera Transdniestria como su territorio temporalmente ocupado.

Territorialmente, la DMR se extiende a lo largo de la orilla izquierda del río Dniéster. Incluye la ciudad de Bender y varios pueblos de la orilla derecha. La República limita con Ucrania y Moldavia. La frontera con Ucrania es terrestre, de unos 400 kilómetros. En Transnistria hay tres lenguas oficiales: el moldavo, el ruso y el ucraniano. Tiene su propia moneda, su propio pasaporte.

Desde 2013, la legislación federal rusa está en vigor en la región. Desde 2017, la bandera rusa tiene el estatus de segunda bandera estatal en la PMR.

guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
ARTÍCULOS RELACIONADOS

Aleatorio

Popular

Comentarios Recientes