Anuncio
InicioEspaña¿Puede haber allanamiento de morada en una segunda residencia?

¿Puede haber allanamiento de morada en una segunda residencia?

Corte Suprema

– Corte comercial –

los Corte Suprema Recientemente regresó para comentar sobre este tema. La doctrina actual sigue inclinada a considerar la segunda residencia como vivienda, a efectos de protección legal, siempre que se cumplan una serie de condiciones de habitabilidad. Por tanto, no es necesario residir habitualmente allí, para que se produzca el delito de allanamiento.

Según el fallo, una casa que la víctima no puede excluir como residencia para el registro. “También ocasionalmente utiliza, que está amueblada, y descarga la luz, el agua y el gas, como servicios esenciales que demuestran que es una casa que se usa habitualmente, y que no está deshabitada”..

El concepto de ‘vivienda’ fue ampliado por la Corte, aumentando la protección legal para este tipo de alojamiento donde los propietarios no suelen residir. En otras definiciones del Tribunal Superior, el domicilio se considera “El espacio cerrado en el que el individuo pernocta y guarda sus pertenencias personales“.

En este punto, debemos tener en cuenta la Delimitación que establece la ley entre allanamiento y allanamiento (crimen) e usurpación de bienes inmuebles (infracción menor). Estos son dos delitos claramente diferentes, dependiendo de la comisión, la naturaleza de la propiedad a la que se accede e si hay un afán de lucro o simplemente sirve para desarrollar nuestro derecho a la privacidad.

En el primer caso, los agentes de la autoridad pueden proceder a la detención in situ de los ocupantes ilegales, como se menciona en la última instrucción del Ministerio Público, Instrucción 1/2020, de 15 de septiembre, sobre los criterios de ejecución de la solicitud de medidas cautelares en los delitos de violación de domicilio y usurpación de bienes inmuebles.

Irrumpir y entrar

Según el artículo 202 del CP: “El individuo que, sin vivir allí, Entraré en la mansión de otra persona o permanece allí contra la voluntad de su habitante, será castigado con el prisión de seis meses a dos años“.

La pena se agravaría en caso de violencia o intimidación, de uno a cuatro años de prisión y multa de seis a doce meses.

En estos casos el un activo legal protegido es el derecho a la privacidad y no el derecho de propiedad como en el caso del delito de usurpación.

Usurpación de bienes inmuebles

Este delito está incluido en el artículo 245.2 del código penal: “Cualquier persona que ocupe la propiedad, la casa o el edificio de otra persona sin la debida autorización. que no constituyen un hogar, o se guarde en ellos contra la voluntad del propietario, será reprimido con la pena de multa de tres a seis meses“.

Por lo tanto, en los casos en que no haya habido violencia o intimidación de otras personas para cometer el hecho delictivo, el autor será sancionado con multas muy benévolas y, en ningún caso, con privación de libertad.

En caso de usurpación, el activo protegido es el derecho de propiedad y se requiere autorización judicial para proceder con el desalojo. Por la tipología a asignar, los inmuebles de que se trate no deben constituir viviendas, por lo que se trata de edificios vacíos o exentos de las condiciones básicas de habitabilidad.

Las propiedades esperadas fines economicos, como la venta o el alquiler de una propiedad, no se considerarían residenciales, al igual que las pertenecientes a bancos o empresas.

guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
ARTÍCULOS RELACIONADOS

Aleatorio

Popular

Comentarios Recientes

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com