Anuncio
InicioEspañaPolicía Nacional descubre más de 2.000.000 € de fraude a la Seguridad...

Policía Nacional descubre más de 2.000.000 € de fraude a la Seguridad Social cometido por una farmacia en Huelva

 

Agentes de la Policía Nacional, en colaboración con la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía, detuvieron en Huelva, mediante un operativo contra el fraude a la seguridad social en el ámbito sanitario, a cinco personas imputadas de los delitos continuados de falsificación documental y fraude andaluz. Servicio de Salud.

Los internos son un farmacéutico, tres empleados de farmacia y el jefe de una imprenta. La estafa asciende a más de 2.000.000 de euros.

La investigación se inició en diciembre de 2018, tras recibir una carta de la Fiscalía Provincial de Huelva en la que participó en unos hechos detectados por la Inspección de Servicios de Salud del Ministerio de Sanidad, donde se produjeron una serie de irregularidades en las recetas facturadas por una farmacia de Huelva. .

Al inicio de la investigación, los agentes de la UDEF encontraron que en las recetas facturadas por esta farmacia había cupones-sellos de medicamentos falsificados, identificando a los usuarios de la farmacia que advirtieron del retiro de sus medicamentos por parte de la misma sin su autorización.

De manera que se sustraía de las Tarjetas Sanitarias de los afectados, éstas recetas sin ellos tener conocimiento.

 

Estas investigaciones culminaron en mayo de 2019, cuando los agentes realizaron un trámite de ingreso y registro en el mostrador de farmacia, ordenado por el Juzgado que conoció el caso. En este registro se incautaron 73.074 cupones falsos o indebidos que el farmacéutico utilizó para completar las hojas de recetas que luego envió a recoger.

Vaciar la tarjeta

La farmacia ha realizado diversas actuaciones para conseguir la finalidad fraudulenta, la más significativa de las cuales es el denominado “vaciado de tarjetas”, es decir, la retirada no autorizada por parte del farmacéutico de los medicamentos que le habían prescrito en la receta electrónica del usuario. Esta fue una entrega simulada, ya que la entrega real del medicamento no ocurrió y los sellos falsos se usaron para obtener un beneficio financiero fraudulento. En muchas ocasiones, esto ha provocado lesiones al usuario por la imposibilidad de retirar los medicamentos recetados por su médico.

Los investigadores constataron que se trataba de una actividad organizada e integrada en el funcionamiento habitual de la farmacia, con el conocimiento y la colaboración de todos los empleados que la venían desarrollando durante ocho años, mejorando con el tiempo. Prueba de ello es el hecho de que, en la actualidad, disponían de un gran número de tarjetas sanitarias de usuario que la farmacia gestionaba con total autonomía.

Además, dentro de las estructuras existía una unidad dedicada exclusivamente a la confección de documentos falsos que posteriormente se remitían para su facturación al Sistema de Salud de Andalucía. Otro ejemplo de la profesionalización que había logrado es la contratación de los servicios de una imprenta para la realización de los sellos falsos, con lo que obtuvo copias de gran calidad y logró un gran parecido con los originales.

Se concluyó que la cuantificación económica de la estafa asciende a más de dos millones de euros, que es la suma de los 600.989,70 euros estafados al servicio de salud andaluz y, en cambio, el valor de los documentos que han intervenido con el farmacéutico.

 

guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
ARTÍCULOS RELACIONADOS

Aleatorio

Popular

Comentarios Recientes