Anuncio
InicioEspañaParámetros interpretativos del concepto de 'penetración' en el delito de violación

Parámetros interpretativos del concepto de ‘penetración’ en el delito de violación

– Corte comercial –

Un reciente fallo de la Corte Suprema entiende que “contacto externo” es “acceso suficiente” para entender que el área sexual de la mujer ya ha sido violada, por leve que sea el contacto o el acceso.

Como se desprende del Poder Judicial en nota de prensa, el Tribunal Supremo refrendó una sentencia dictada por el Tribunal Supremo de Aragón que rebajó la calificación de los hechos ocurridos en un municipio de la provincia de Zaragoza del delito de violación del art. . 179 CP por el que la Audiencia Provincial de Zaragoza había condenado el delito a que se refiere el art. 178 del Código Penal porque la Corte Suprema había entendido que no se había producido una penetración decisiva de la violación ya que, según la Corte Suprema, no se habría probado la existencia de la introducción de los dedos del autor en la vagina de la víctima, es decir que era solo por contacto externo sin acceso real a su vagina.

El Tribunal Supremo ha redactado una modificación del hecho comprobado, señalando que se ha eliminado la expresión “meterse un dedo en la vagina”, que se considera no colocado. La Corte Suprema entendió que el área de entrada de la mujer era una parte externa y que no hubo penetración debido a la introducción de los dedos en la vagina que motivó la violación.

En la sentencia de la Corte Suprema, de la que fue relator el juez Vicente Magro Servet, se señala que:

“Debe entenderse que la Corte Suprema ha actuado de manera irracional, apreciando la valoración de la prueba realizada por quienes tienen la inmediatez de tomar prueba, que fue el Juzgado de Primera Instancia, quien fue quien recogió contundencia en su sentencia respecto a la introducción de los dedos en la vagina. Y lo obtiene de la deposición de la propia víctima y del dictamen pericial que concluye que, comparado con el examen de la zona genital, presenta excoriaciones en la parte introvaginal y en la parte interna de los labios menores.

Cabe decir que la Corte Suprema ha eliminado de los hechos probados la referida sentencia, pero la referida al hecho de que permanece en los hechos probados, En cuanto a la exploración del área genital, presenta abrasiones en la parte introvaginal e interna de los labios menores.

La demandante tiene razón cuando menciona que la referencia al introito vulvar debe referirse al introito vaginal, ya que el hecho probado de que persiste incluso después de la reforma de la Corte Suprema refleja que tiene abrasiones en el introvaginal, lo que debe implicar que Es ya en la parte interna, no externa, lo que debe concluir que se ha producido la penetración decisiva de la violación del art. 179 cp.

La Corte Suprema argumenta además que “el acusado no logró acceder a la vagina, y que su agresión no fue más allá del área vulvar y la toma”, pero esto no es lo que se refleja en los hechos probados y no modificados. anterior, lo que lleva al error de la Corte Suprema de entender que la zona de agresión sexual es externa, cuando es interna.

Esta cuestión, por tanto, debe entenderse en un plan de “horizontalidad” del área sexual femenina, entendiéndose que la mecánica descrita en los hechos comprobados obtenidos de la deposición de la víctima y de la valoración es determinante que el elemento constitutivo de la violencia sexual ex art . 179 CP se debe a que muestra la introducción de los dedos en la vagina, entender de esto la introvaginal y la parte interna de los labios menores.

Y la pregunta en estos casos la revela la propia demandante, a saber: “Aquí radica el quid de la cuestión. ¿Hasta dónde tiene que estar la introducción para que se considere penetración? “

Pues bien, antes del acceso el contacto a la zona vaginal interna, por leve que sea, ya que no se puede requerir “acceso total”, ya que el acceso a la zona sexual interna femenina es suficiente.

Por ello no se requiere una penetración absoluta en el tipo penal ni la jurisprudencia exige una penetración total, pero en el caso de que sea parcial, existe violencia sexual según el art. 179 del código penal por violación, y no la vía del art. 178 cp.

Por tanto, todo lo que sea un exceso, por leve o breve que sea, de la superación del “horizontalidad“En el ámbito sexual femenino presupone la existencia de violencia sexual por violación del art. 179 del Código Penal italiano y no del art. 178 CP por haber considerado que ha habido penetración, sin poder alegar que se trata de un acceso total y absoluto, ya que la violación se produce, aunque el acceso sea leve o breve. Y en este caso, se establece en los hechos establecidos que el acceso existió a través del área declarada probada.

Y, por tanto, debe entenderse con “horizontalidad“La zona superficial se refería al simple toque externo, suponiendo la superación de la barrera horizontal, por leve que sea ese acceso o contacto, una penetración. Por tanto, no se puede pedir ni más ni menos, sino “acceso suficiente” para entender que la zona sexual de la mujer ya ha sido violada, por leve que sea el contacto o acceso. En estos casos ya habría una introducción, porque en ningún caso se requirió el pleno acceso para que se produjera una infracción ».

Finalmente, la pena es de siete años de prisión por el delito de violación del art. 179 del Código Penal, y no del art. 178 que sanciona el delito sexual sin acceso carnal o inserción de dedos en la vagina, ya que la Corte Suprema, al rebajar la calificación de los hechos, impuso la pena de tres años de prisión, ahora cancelada y que vuelve a la infligida en un principio. por la Audiencia Provincial.

guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
ARTÍCULOS RELACIONADOS

Aleatorio

Popular

Comentarios Recientes

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com