Anuncio
InicioEspañaLa Guardia Civil y la Policía Nacional desmantelan una organización criminal que...

La Guardia Civil y la Policía Nacional desmantelan una organización criminal que introdujo cocaína a España a través del aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas

– Corte comercial –

En un operativo conjunto realizado por la Policía del Estado y la Guardia Civil, en el marco de la “Operación SUELA-COLECCIÓN”, se llevó a cabo el desmantelamiento de una organización delictiva dedicada al narcotráfico, en la que un total de 23 personas y más de 200 kilos de cocaína pura incautada.

A principios de 2019 se produce la incautación de dos mochilas cargadas con 45 kilos de cocaína que fueron arrojadas por una persona debajo de unos vehículos estacionados en el muelle. Las investigaciones realizadas culminaron con la detención de un hombre que trabajaba en el aeropuerto.

La investigación continuó su curso hasta abril de 2019, fecha que marca la deriva del operativo. Luego de que un vuelo llegara al Aeropuerto Internacional Viru Viru en Santa Cruz de la Sierra, Bolivia, los oficiales sorprendieron a una persona que trabajaba en las pistas del aeropuerto. Cuando se sorprendió, se deshizo de su equipaje, en concreto dos mochilas con 47 kilos de cocaína.

El exhaustivo estudio aportó datos suficientes para alertar a la DEA de EE. UU. Y a la NCA de Reino Unido, que permitió la identificación de dos personas que huyeron de España, colaboradoras del detenido en nuestro país y que propició el desmantelamiento de la red naviera de Santa Cruz de la Sierra. , Bolivia. En esta ciudad fueron detenidas 11 personas, la mayoría empleados del aeropuerto sudamericano.

Desde entonces los integrantes de la organización han cambiado de estrategia, articulando un modus operandi más complejo para extraer las drogas que escondían en la bodega del avión y utilizando el servicio de limpieza para hacerlo. Los investigadores encontraron que el responsable de este operativo era el conductor de los vehículos de lavandería que escondía la droga en la ropa sucia, y que otros integrantes también participaban en las funciones de protección, cobertura y seguridad dentro del aeropuerto.

Se obtuvo un arresto en enero de 2020. Los agentes custodiaban el equipaje que no correspondía a ningún pasajero. La mochila fue retirada por un empleado del aeropuerto, que contó con la colaboración de otras dos personas, también empleados del aeropuerto de Madrid y que querían sacar 37 kilos de cocaína.

La droga fue completamente revisada desde la bodega del avión hasta el punto de entrega final. En febrero de 2020 el conductor, tras salir de las instalaciones, se dirigió a la localidad de Getafe donde, al sorprenderse, tomó un vuelo apresurado, siendo finalmente detenido tras intentar abrumar a los agentes embestiendo los vehículos policiales. La búsqueda del camión condujo al descubrimiento de dos mochilas que contenían 66 kilogramos de cocaína de alta pureza.

Por otro lado, las investigaciones realizadas en esta red permitieron la identificación y detención de otros dos trabajadores en Madrid, así como la detención del individuo que intentó recoger la mercancía, una mochila con 22 kilos de cocaína.

La última etapa de la operación fue mucho más compleja ya que la organización cambió su método de introducción del fármaco. Para ello había ideado un complejo plan para sacar la carga del aeropuerto tal como la extraían los trabajadores de los almacenes de aviones, también de vuelos de Sudamérica, escondidos entre las sucias mantas.

El grupo había desarrollado un complicado sistema que utilizaba vehículos lanzadera, que alertaban al conductor que transportaba las mercancías de la presencia de coches de policía. En la fase de explotación, cuando los agentes detuvieron el camión que transportaba la mercadería, el conductor tomó un vuelo precipitado, embistió a los vehículos policiales, logrando detenerlo en la M-40 cerca de Getafe e interceptando 66 kilos de cocaína pura.

En noviembre de 2020 se realizaron las últimas detenciones de personas pertenecientes a una empresa de limpieza que prestaba servicios en el aeropuerto Adolfo Suárez de Madrid-Barajas.

Los detenidos son 11 hombres y una mujer. Son de ascendencia dominicana, colombiana, argentina y española y tienen entre 25 y 60 años. Están acusados ​​de delitos contra la salud pública, tráfico de drogas, blanqueo de capitales y pertenencia a una organización delictiva.

Tras ser puestos a disposición de la autoridad judicial competente, los principales sospechosos fueron condenados a prisión.

guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
ARTÍCULOS RELACIONADOS

Aleatorio

Popular

Comentarios Recientes

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com