Anuncio
InicioEspañaLa Guardia Civil detiene a 32 personas pertenecientes a una organización criminal...

La Guardia Civil detiene a 32 personas pertenecientes a una organización criminal implicadas en el tráfico masivo de hachís en la zona de Tarifa


La Guardia Civil, en el marco del operativo “CASUAL”, procedió a la detención de 32 personas pertenecientes a una organización delictiva implicadas en el tráfico masivo de hachís desde el norte de África hasta las costas de Tarifa.

La organización tenía su sede principalmente en Tarifa, aunque también se detuvo a personas residentes en Algeciras y la provincia de Córdoba. La operación involucró 2 toneladas de hachís, además de tres embarcaciones y 5 vehículos.

La investigación comenzó el pasado mes de enero, cuando la Guardia Civil tuvo conocimiento de la existencia de varias personas residentes en Tarifa con un nivel de vida elevado, no acorde con sus ingresos, y que probablemente procedían de actividades de tráfico ilícito de drogas. Actividades legales para pasar desapercibidas y no vincularse al mundo del narcotráfico.

Barcos de recreo

Esta organización contaba con una primera rama criminal especializada en la introducción de drogas a través de embarcaciones de recreo por el puerto de Tarifa, y una segunda rama, que utilizaba botes de goma tripulados por expertos en buceo. Estos buceadores conocían la zona de la costa tarraconense y disponían de equipos profesionales y tanques de buceo para realizar largas inmersiones y así poder soltar los fardos de hachís que previamente habían arrojado desde las embarcaciones y fondeado en puntos estratégicos del litoral.

Continuando con la investigación, los agentes constataron que la primera sucursal de la organización tenía varias embarcaciones de recreo atracadas en el puerto turístico de Tarifa, que se dirigían hacia zonas que inculcaban sospechas de tráfico de hachís.

Asimismo, se constató que en los momentos previos a estos viajes, los miembros de la organización mantuvieron reuniones en las inmediaciones del puerto de Tarifa, donde los dirigentes distribuyeron terminales telefónicos y dieron instrucciones a varias personas.

En una de estas reuniones, los agentes identificaron a un tripulante del buque de Salvamento Marítimo, que estaba dando cobertura a la organización, advirtiendo de la posible presencia de vehículos y barcos de la Guardia Civil durante sus operaciones ilegales para introducir hachís.

operación

Durante la primera fase de explotación del operativo, la Guardia Civil interceptó dos alijos de hachís que la organización había intentado introducir utilizando embarcaciones de recreo, donde se incautaron 20 fardos de hachís. A raíz de estas dos detenciones se llevaron a cabo varios allanamientos en diversas fincas y viviendas de Tarifa donde residían los responsables y miembros de esta rama de la organización, procediéndose a la detención de los mismos y la intervención de abundantes equipos informáticos y móviles.

Tras esta intervención, determinaron la existencia de una finca ubicada en la zona de La Ahumada, que la organización utilizaba como lugar “seguro” para esconder mercancías ilícitas. Por este motivo, los agentes han desarrollado un dispositivo de vigilancia sobre esta zona.

Gracias a este dispositivo se pudo observar cómo un vehículo salía apresuradamente de la zona, lo que sumado a que el vehículo presentaba síntomas de llevar una carga bastante pesada, hizo pensar a los agentes que transportaba un lote de hachís. De la organización “. guardería”.

Por tal motivo, los agentes interceptaron el vehículo, que en ese momento lo ignoró y huyó. Finalmente fue interceptado, lo que provocó la detención de su conductor y la incautación de otras 11 balas de hachís. En la investigación posterior también intervino un segundo vehículo, también cargado con hachís, que tenía como destino la provincia de Córdoba, donde se identificaron a las personas que estaban por recibir esta carga, por lo que los agentes procedieron a detenerlos.

Método de “financiación”

En la última fase de explotación se pudo detectar cómo la segunda rama de la organización se preparaba para introducir un caché de hash utilizando el método “anchor”. Este método, utilizado solo por organizaciones muy especializadas, es muy difícil de detectar ya que utilizan embarcaciones que arrojan al mar una serie de fardos atados entre sí con grandes pesos para asegurarse de que permanecen ocultos en un punto específico del fondo marino. Estas áreas están geolocalizadas para que los buzos experimentados extraigan mercadería ilícita durante la noche.

Por ello, la Guardia Civil ha instalado un dispositivo de vigilancia en esta rama delictiva, resultando en la detención de la tripulación de la embarcación que anclaba los fardos de hachís, la de los buzos y demás miembros de la organización que participaban. localizar el ancla y proceder con su extracción. En esta última intervención fue necesaria la participación del Grupo de Actividades Especiales Subacuáticas de la 4ª Zona de la Guardia Civil (Andalucía).

guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
ARTÍCULOS RELACIONADOS

Aleatorio

Popular

Comentarios Recientes