Anuncio
InicioEspañaEntrevista de Amara Martín: La Policía Municipal de Madrid desde dentro

Entrevista de Amara Martín: La Policía Municipal de Madrid desde dentro

– Publicidad –

Si juntas dos palabras de nuestro diccionario obtendrás una bomba explosiva, la política y la corrupción, los actos delictivos cometidos por personas y autoridades que abusan de su poder para influenciar y realizar actos más allá de lo que les corresponde…

He aquí la vergüenza ante aquellos que sufren las injusticias de algunos mandos que un día tiempo atrás juraron defender una bandera, una placa, un uniforme y todo ello ahora olvidado cuando se quiere alcanzar puestos pisando a todos los que están abajo, yo me pregunto dónde queda el honor y la lealtad de uno mismo, cuando ves que a tus agentes los humillan cada día en las calles; calles que se convierten en zonas de combate al llegar la noche aquello que todo por lo que se lucha muere en órdenes que carecen de valores.

Se muere la POLICÍA combatiendo sin recursos, atados de pies y manos por aquellos que dejan que se les escupa y agredan gratuitamente.

Revueltas callejeras consentidas por Gobiernos de políticas destructivas, ¿Para qué se les dota de armas que jamás van a poder utilizar si ni si quiera el trabajo que realizan es recompensando?

Esclavos de la barbarie luchando y haciendo frente sin gloria ninguna, la desmotivación deriva en un mal clima laboral, es una amenaza constante, un desinterés progresivo en su puesto de trabajo que llega muchas veces a los SUICIDIOS…

Quisiera mirar hacia otro lado, pero no puedo

Quisiera no generar polémica, pero me veo obligada a ello

Yo defiendo a mi Policía que veo sufrir en silencio….

Unas respuestas sinceras de alguien que lo ve y lo vive, de esas palabras que te duelen y que ha sabiendo que son verdad quisieras creer que son mentiras, les dejo con una entrevista dura y real…

Hay rumores que hablan sobre cientos policías municipales expedientados, mi pregunta es, ¿Cuáles son los motivos que llevan a un Agente a revelarse contra un mando?

Los policías no se rebelan contra los mandos, se rebelan contra el sistema. Éste es un cuerpo jerarquizado, los mandos dan órdenes y nosotros obedecemos. Pero la propia legislación nos obliga a desobedecer solo aquellas órdenes que sean manifiestamente ilegales.

Desde hace muchos años, los mandos de la policía municipal están politizados. Desde el comisario principal, que es un cargo elegido a “dedo” por el alcalde, hasta los oficiales, que son “ascendidos” a ese cargo por su perfil servil y obediente a las órdenes de jefatura en unos casos y por su afiliación a uno u otro sindicato en otros. Sólo unos pocos logran ascender por su valía y profesionalidad, y por ello se les destinan en las unidades más complicadas.

Para ello se creó en su día el departamento de gestión disciplinaria. Órgano de marcado carácter político que, en un principio se creó para apoyar al departamento de asuntos internos, y que con el tiempo acabó absorbiéndolo. Hasta tal punto que los compañeros de esta unidad, no mueven ni un dedo sin la supervisión de Gestión Disciplinaria. Con ello se cumplía el objetivo de acallar a aquellos policías abiertamente críticos con el sistema y menospreciar la labor policial ya que, los compañeros de asuntos internos, también policías, entienden perfectamente nuestra labor en la calle y archivan muchas denuncias. Mientras que gestión disciplinaria expedienta y sanciona sin discriminación en la mayoría de los casos sin base jurídica, de ahí que todos esos expedientes se hayan ganado a posteriori en sede judicial. Aun así, crean en los policías el miedo a actuar ante las consecuencias que les traerá con este departamento, por no mencionar el ahorro que supone para las arcas municipales no pagar a los policías sancionados sus nóminas enteras.

Para ello, y en un claro intento de perjudicar a los policías, se sustituyó nuestro régimen disciplinario por el del Cuerpo Nacional de Policía, mucho más restrictivo para los policías y mucho más “laxo” para los mandos, dotándoles de poder casi absoluto sobre sus subordinados y permitiendo a Gestión Disciplinaria expedientar hasta casi por respirar, si con ello se contravenían las órdenes de tal o cual mando.

¿Qué paso en el Estado de Alarma, era legal o ilegal? ¿Cuáles eran las órdenes de la Policía Municipal?

Muchos policías sabíamos que el Estado de Alarma era ilegal. No hacía falta ser ningún genio, simplemente leyendo las diferentes leyes quedaba clara la ilegalidad de aquella decisión, pero nada podíamos hacer, son mayoría lo que, a pesar de todo estaban con las decisiones gubernamentales y aún más, las hicieron suyas. En sentido los mismos mandos (desde jefatura, hasta el último de los oficiales) siguieron a pies juntillas las órdenes emitidas por la administración central y en cascada, muchos policías también.

Dicen que el miedo es libre e irracional, contra eso poco se puede decir. Muchos policías optamos por la resistencia pasiva y decidimos no denunciar, el apercibimiento verbal fue nuestra actuación.

En la labor policial muchas cosas carecen de sentido, pero somos el último eslabón de la cadena. Los altos mandos no pueden explicarnos todas sus decisiones, sería interminable. A más de un compañero y a más de dos, les gusta discutirlo todo y así nunca llegaríamos a cabo nuestra labor. Pero lo de la pandemia ha sido para muchos de nosotros algo trágico.

Se ha llevado a cabo miles de denuncias cada día, ríos de tinta, para nada.

Parecía que muchos policías habían perdido la capacidad de pensar por sí mismos y el valor para discutir órdenes manifiestamente legales a los mandos y quienes lo hacíamos nos convertimos en los “bichos raros” casi apestados.

El sentimiento de frustración existe y ha calado en nosotros, por lo que hemos vivido en estos años y porque sabemos y hemos aprendido que las cosas no van a cambiar, sino que van a ir a peor.

¿Qué piensan los policías municipales desde dentro del cuerpo, el sentimiento generalizado? ¿Os sentís abandonados, desmotivados, se ha dejado de creer por lo que se lucha? ¿Hay corrupción dentro del Cuerpo? Beneficios ocultos… intereses…

Claro que existe desmotivación en la policía. Los tres niveles de la administración nos ningunean, nos menosprecian, menosprecian nuestra autoridad, nuestra profesionalidad, nuestra labor del día a día. Se nos pone constantemente en el punto de mira, critican alegremente nuestra labor sin ponerse en nuestro pellejo.

En las FFCCS de nuestro país hay grandes profesionales, gente magníficamente formada, con VOCACIÓN, entregados a salvaguardar la seguridad y la integridad de todas y cada una de las personas y las cosas que se encuentran dentro de nuestras fronteras, pero la política y el servilismo lo están pudriendo todo.

¿Qué si hay corrupción? Claro, en todas partes se encuentran manzanas podridas. Gente que se ha equivocado de camino, o se ha desviado por él por unas u otras circunstancias. Este es un trabajo difícil, la tentación nos rodea constantemente (dinero, drogas, influencia…). Hay que ser muy íntegro, con unos principios y valores muy arraigados para no sucumbir. Y los hay desgraciadamente. Los medios de comunicación se hacen eco de las manzanas podridas, dejando a un lado los miles de buenas acciones que se llevan a cabo cada día por todos y cada uno de los miembros de esta gran familia.

¿Por qué hay falta de personal, no hay suficientes agentes con las promociones nuevas para cubrir los servicios?

Se podría ver desde diferentes puntos de vista. Se puede resumir en una decisión política. Bien porque quieren agotarnos, ya que al ser menos policías se nos obliga a multiplicarnos para cubrir todos los servicios de esta ciudad (turnos dobles de 16 horas en las UCS por ejemplo, el turno de tarde refuerza el de la noche), que no son pocos. Bien porque les resulta más barato a la administración ya que pagar horas extra les es más económico que presupuestar la nómina de los nuevos policías (las horas extras nunca son fijas, varían a lo largo del año.

La nómina de un policía de nuevo ingreso son gastos fijos durante toda su vida profesional).

Bien porque, como ya he dicho, no somos importantes para la administración, y nuestros problemas se dejan para lo último sin resolver. Para la administración, otros cuerpos como los auxiliares administrativos, muchos más numerosos, aunque menos productivos, requieren más atención y más inmediata. En parte por la ayuda que reciben por los sindicatos, con muchos afiliados que los cuerpos más reducidos en número como policía municipal, cuyos sindicatos tienen menos peso específico en la administración.

Las UCS… Quisiera entender ¿Por qué se les dota de un instrumento tan favorable como el Tasser para luego impedir que la utilicen o esperar a que se equivoquen en una intervención?

La respuesta es el miedo. En su día ya tuvimos problemas en el uso de gas como elemento de defensa no letal ante individuos y animales agresivos. Los abogados argumentaban supuestas lesiones respiratorias y/o cardíacas sobre sus defendidos por el uso del gas.

Con el Tasser pasa lo mismo. El cinismo y la hipocresía reina en la ciudadanía y se tiende a defender antes al delincuente que al policía. Con este tipo de políticas se ata de pies y manos a las FFCCS, dándole alas a los delincuentes. Si no podemos hacer uso del arma reglamentaria, ni de la defensa de dotación, ni del Tasser, ¿Qué nos queda? La palabra.

¿Alguien de verdad se creé que solo con la palabra se puede convencer a un varón de 90 kgs, que lleve 5 kgs de cocaína escondida en el coche, de que se tumbe en el suelo, ponga las manos a la espalda y se deje engrilletar? Si es así, quién se lo creé además de un hipócrita es un iluso o un delincuente.

¿Cuáles fueron los motivos reales para desmantelar una Unidad de Élite como las UCS – GRI tan reconocidas por su trabajo? ¿Por qué se les quitó la competencia de hacer desahucios? Humillar a la Unidad cambiando su uniforme negro y su boina tan característica…

Política…. En su día teníamos un gobierno municipal a la izquierda política y aquella alcaldesa puso al frente de los servicios de emergencia a un hombre abiertamente declarado anti sistema. Para la policía municipal de Madrid fue lo peor que nos podía ocurrir. Todos los avances logrados por Gallardón, unidades nuevas, acuerdos de colaboración con la judicatura… etc. Todo se fue al traste y como no, las Unidades Centrales de Seguridad. Todas aquellas situaciones en las que los compañeros tenían que intervenir… ¿Cómo avanzar cuando tienes a los anti sistema delante? Conflictos de intereses, ¿verdad?

Los sindicatos, no se situaron del lado de la policía municipal, como habría sido lo suyo. Miraron más por sus intereses que los de cerca de cinco mil policías. Ya que la representación residual en la policía no llega a los 400 afiliados; por lo que el daño que se podía hacer a nuestro colectivo les importaba muy poco.

Qué ocurrió el día del intento de asedio en la Unidad del Centro ¿Qué pasó con los compañeros que había dentro? ¿Cuáles eran las órdenes?

Éste hecho fue el desencadenante de la orden para crear las UCS. Las desavenencias entre el entonces alcalde de Madrid y la entonces subdelegada de gobierno de Madrid ambos de partidos políticos enfrentados, hizo que Gallardón ordenara la creación de esta unidad. La Policía Nacional tenía orden de la subdelegada de no intervenir y eso a Gallardón le sentó fatal.

Policía Municipal y sus encontronazos con el Ayuntamiento, ¿Qué clase de policía se busca en realidad? ¿Crees que la PM solo está para gestionar el tráfico y dejar de asumir competencias que muchos creen que no deberíais tener?

Como siempre digo “somos un mal necesario”, no pueden hacernos desaparecer, pero jamás nos van a dar lo que nos corresponde a las FFCCS.

Las diferencias entre la policía y el Ayuntamiento cada vez son menores, hay que volver a recordar que nuestra jefatura se consideren a sí mismos gestores, ya no son policías, ya no mandan a policías, tienen objetivos, estadísticas, beneficios. El cargo de comisario principal es de libre elección por parte del alcalde, no es un cargo ganado en pública y libre oposición, eligiendo al mejor por su profesionalidad, su currículum, ganado su puesto abiertamente en confrontación con otros candidatos, eligiendo al mejor de ellos.

Ahora todo son intereses que han logrado corromper hasta la base, llegando a enfrentar a sus policías contra otros por entrar en el grupo de paisano o meter la cabeza en esta o aquella unidad de especialización.

Divide y vencerás, novatos contra veteranos. Grupo de paisanos, unidades de especialización, los policías están enfrentados y son manejables.

He visto en algunos vídeos que las unidades de refuerzo carecen de material táctico para hacer frente a la violencia que se recibe en la calle. Violencia cuando os tiran objetos. Yo me pregunto si es falta de interés, falta de material de dotación, falta de dinero o que los mandos y el Ayuntamiento pasan olímpicamente de las posibles bajas que pueda a ver en estas intervenciones.

Como somos un mal necesario nunca nos van a dotar de los medios que necesitamos, por eso muchos de nosotros nos vemos obligados a comprar por nuestra cuenta los elementos que necesitamos para resolver todo tipo de situaciones, así como formarnos fuera del programa establecido por nuestro centro de formación.

Parece evidente que hay una total falta de interés por parte, tanto del Ayuntamiento como por parte de nuestra jefatura, de que los policías no estemos formados. Bien porque creen que de esa manera cometemos algún error, bien porque nos les compensa gastarse el dinero en sus policías, o por otros motivos.

En los tiempos que corren, con un nivel de violencia creciente, es cada vez más necesario la formación integral de los policías tanto a nivel táctico, como a nivel médico. Todos los que estamos operativos en la calle sabemos que el tiempo de respuesta del SAMUR es mayor a 8 minutos y debemos saber y tener formación de primeros auxilios, sabemos que en 4 minutos un varón adulto morirá de un shock por la pérdida masiva de sangre si es una arteria principal la que tiene seccionada. Solo la pronta y correcta intervención salvaría la vida de esa persona y eso solo se puede proporcionar los primeros en llegar.

Somos los primeros en llegar antes que el SAMUR o los bomberos y aun así en el Ayuntamiento se empeña en ningunearnos.

La violencia recibida y desproporcionada ¿no debería resolverse con cargas policiales? ¿Por qué se impide utilizar la fuerza, los medios, los recursos, el APOYO de otros Cuerpos de policías?

El ninguneo sistemático de la policía municipal de Madrid por todas y cada una de las dependencias de este Ayuntamiento, hasta cualquier asociación vecinal, nos ha llevado a no actuar.

Ser vilipendiados, cuestionados, expedientados y sancionados, no solo por la ciudadanía o por lo políticos, también por nuestra jefatura, está llevando a los policías a no trabajar salvo que sea imprescindible o ineludible y aún en este caso, hacer lo justo. Llevar a cabo la máxima de los viejos caimanes que decían “la mejor intervención es la que no se hace”.

Muchos no creíamos en aquella frase, creíamos que podíamos ayudar y hacer de la ciudad de Madrid un lugar mejor, más seguro para que quién caminara por ella pudieran ejercer sus derechos y libertades con seguridad.

Cuando tienes todo en contra, haces lo que decían esos viejos caimanes. El mínimo esfuerzo.

Gracias por la entrevista, pudiera seguir preguntando mil cosas pero vemos como el poder destruye a las personas, como los intereses propios están muchas veces por las ganancias en conjunto, éste es el lado oscuro que todos los cuerpos de policías sufren cada día, Agentes que son abandonados a su suerte menospreciados por la sociedad y por algunos mandos, puestos que muchos no se merecen, corrompidos e influenciados machacan a todos los que se encuentran a su paso.

La política corrompe todo lo que alcanza con su mano negra.

h50 publica este artículo realizado por la mujer que se encuentra detrás del perfil de Instagram @laflordehielo. Una guerrera, escritora y defensora de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y Fuerzas Armadas.


guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
ARTÍCULOS RELACIONADOS

Aleatorio

Popular

Comentarios Recientes