Anuncio
InicioEspañaDesmanteló una organización que estaba transmitiendo la señal de TV paga ilegal...

Desmanteló una organización que estaba transmitiendo la señal de TV paga ilegal en Internet a más de 3.000 usuarios.


Seis personas detenidas, incluido el principal proveedor, acusadas de delitos contra la propiedad intelectual y contra los servicios de retransmisión televisiva con libertad condicional
Se estima que alrededor de 3.000 usuarios accederían a la señal de la entidad investigada, lo que supone unos ingresos ilícitos de alrededor de 150.000 euros anuales

Agentes de la Policía del Estado desmantelaron una organización delictiva presuntamente dedicada a la venta ilícita de televisión de pago en Internet en Málaga, Castellón, Valencia y Madrid. Se detuvo a seis personas, incluido el principal proveedor, que atendía a unas 2.000 personas. Otros dos arrestados actuaron como distribuidores y dieron la señal a otros 1.000 usuarios. Se estima que el grupo ha obtenido unos beneficios de unos 150.000 euros al año.

Las investigaciones comenzaron a principios de 2020, cuando el operador de Telefónica -propietario de su propia plataforma exclusiva para la distribución de contenidos en modo IPTV y satélite- detectó una serie de páginas web, relacionadas entre sí y publicitadas en diversas redes sociales. la comercialización ilícita de los contenidos al no contar con la autorización o autorizaciones necesarias para llevar a cabo dicha difusión.

Al recibir la denuncia, los agentes analizaron las páginas web denunciadas y los medios de pago utilizados por los sospechosos para percibir ingresos por los servicios prestados. Los policías determinaron que uno de ellos era el elemento principal de la organización criminal, ya que era él quien difundía la señal de televisión ilegal y la suministraba a los demás involucrados, que eran traficantes.

La organización contaba con una estructura típica para la difusión de señales ilícitas a través de IPTV, conformada por un proveedor de contenido quien es la persona fundamental en facilitar la señal de televisión con los canales que se ofrecen; revendedores o revendedores, que están a cargo de comprar esa señal al proveedor y luego revenderla a los usuarios finales por un precio ligeramente más alto; y usuarios finales, o clientes que contactan con minoristas, que suelen publicitar a través de sus páginas web, redes sociales o portales comerciales, principalmente para beneficiarse de la señal ilícita en sus hogares.

Matrícula y matrícula simultáneas en tres direcciones

Dada la facilidad que ofrece el sistema IPTV para emitir la señal de televisión independientemente de la ubicación física de las personas, se constató que el proveedor de contenidos vivía en la ciudad de Estepona, Málaga, mientras que los otros cinco implicados residían en Madrid, en la ciudad de Valencia. de San Antonio de Benagéber y Vall de Uxó, en la provincia de Castellón.

Una vez cumplidos todos los trámites para identificar a los integrantes de esta organización, así como para establecer las relaciones que existían entre ellos y el rol que desempeñaba cada uno, se solicitó el ingreso y registro de sus domicilios, con el fin de recabar pruebas. el sistema de transmisión de señales ilícitas que habían establecido. Los rumores y registros se llevaron a cabo en tres viviendas a la vez, ubicadas en Estepona, San Antonio de Benagéber y Vall de Uxó.

En el domicilio del principal investigado, en Estepona, se ubicaron diversos paneles desde los que se gestionaban clientes en las tres páginas web investigadas. A través de estos paneles, se proporcionó la señal tanto a otros revendedores como a usuarios finales, estimándose que alrededor de 2.000 clientes dependían directamente de este proveedor. Junto al principal detenido fueron detenidas en Estepona otras dos personas que colaboraron en la transmisión ilícita de la señal.

En los domicilios de San Antonio de Benagéber y Vall de Uxó fueron detenidos los dos principales comerciantes del principal sospechoso, que también disponían de paneles para gestionar sus clientes de IPTV, que eran unos 500 en cada caso. Uno de ellos incluso tenía instalada una infraestructura de transmisión de señales en su casa. La última detención se produjo en Madrid, concretamente una mujer que colaboró ​​con el principal sospechoso en sus funciones de gestión de las páginas web.

En base a la cantidad de minoristas y clientes finales que gestionaron los sospechosos a través de sus paneles, se estima que la cantidad de clientes finales que tendrían acceso a la señal de la organización investigada ronda los 3.000 usuarios. Teniendo en cuenta que el precio medio que pagaba cada uno de ellos por acceder a sus servicios rondaba los 50 euros, la renta anual de la organización rondaba los 150.000 euros anuales. Asimismo, la demandante había estimado sus pérdidas en unos 500.000 euros anuales.

Los detenidos son acusados ​​condicionalmente de delitos contra la propiedad intelectual y contra los servicios de transmisión de televisión.

guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
ARTÍCULOS RELACIONADOS

Aleatorio

Popular

Comentarios Recientes