Anuncio
InicioEspañaDesconcentración de mando - h50

Desconcentración de mando – h50

– Corte comercial –
Autor: Arturo Pereira

Se supone que los líderes son mandones. Ser el jefe de cualquier institución policial coloca al jefe en una nueva realidad que nada tiene que ver con su experiencia profesional pasada. Ser un jefe, y me refiero al oficial de policía más alto del Cuerpo fuera del personal político, le da derecho a ingresar a lo que Chesterton denominó el Club de negocios extraño.

Exposición

los preccint están sujetos a una gran exposición que no se encuentra en el resto de la cadena de mando. No importa cuánto apego tengas al plomo, la mayoría de los pintados tienen dudas de que vale la pena ser el último eslabón en los aciertos y errores de todos los que te rodean. La incertidumbre que conlleva la actuación policial acompaña al jefe en todo momento y lugar, sobre todo cuando tiene que tomar decisiones.

“La dirección debe estar dispuesta a escuchar las críticas más ácidas y ejercer una autocrítica que transmita humildad e inteligencia”

Algunos autores han considerado a la policía como una institución incapaz de lograr sus objetivos de erradicar la delincuencia y garantizar la paz social.. La consecuencia de esta realidad, si lo fuera, haría de la policía una organización ineficaz. No creo que sea tan malo, es cierto que estos objetivos son absolutamente inalcanzables en términos absolutos, pero en parte. Sin policía no habría convivencia pacífica y por tanto una mínima organización social eficaz.

Escuela de manejo

Pues con todo este cóctel de cosas dispares: ganas de mando, exposición, incertidumbre y dudas sobre la efectividad de las decisiones tomadas, el jefe debe encontrar una manera de administrar mejor la fuerza laboral. Podemos proponer dos modalidades básicas. La primera, intentando ejercer un control absoluto de la cabeza sobre todo y sobre todos. No gastaré una palabra más en esta opción porque creo que es imposible y tratar de hacerlo es una carga para la dirección.

“Los agentes necesitan tener autonomía en la mayoría de las decisiones que tienen que tomar”

El segundo, proceda a aa desconcentración del mando. Para ello, el jefe requiere suficiente autoestima y confianza en los paneles de control. Estas dos notas deben estar presididas por una lealtad bidireccional destinada a que la dirección esté dispuesta a escuchar incluso las críticas más ácidas y ejercitar la autocrítica que transmite humildad, inteligencia y por tanto autoridad en la cadena de mando.

policía municipal

Cadena

Por su parte, cadena de mando Debes ser consciente de que esta forma de gestión representa un mayor esfuerzo para todos ya que tienes mayor autonomía de mando, debes estar dispuesto a trabajar más duro y pasar más información y más honesta al liderazgo. Este aspecto es fundamental en cualquier organización policial. El carácter de cierta anomia que regula el comportamiento de los agentes de la escalera de la base genera un trastorno, debido a la burocratización de la organización policial, en la información que finalmente llega a la sede.

“La descentralización del mando permite una gestión más ágil, multiplica las intervenciones y genera un clima de compromiso”

Anomia que es necesaria; los agentes deben tener autonomía en la mayoría de las decisiones que deben tomar. Un agente sin iniciativa es un agente perdido para la policía y la sociedad.. Este proceso de toma de decisiones es imposible de regular y su efectividad debe ser juzgada por los resultados obtenidos. Tomando decisiones que están más allá del control del liderazgo al que han llegado desde que ocurrieron, a veces ellos ni siquiera tienen el conocimiento.

Información

Como consecuencia de lo anterior, el jefe tiene que tomar decisiones en base a información filtrada, lo que necesariamente lo obliga a especular sobre su veracidad o no. La cuestión clave es que no puede permitirse el lujo de equivocarse, por lo que siempre estará al borde de lo imposible y estará expuesto a críticas y, lo que es peor, a errores.

A pesar de todo esto, una desconcentración del mando permite una gestión más ágil, multiplica las intervenciones y genera un clima de compromiso entre el liderazgo y la cadena de mando, haciéndolo partícipe directo de la toma de decisiones. No debemos confundir lo dicho con una fuerza policial común.. El jefe que decida descentralizar el mando debe ser consciente de que la responsabilidad última es suya, además es muy conveniente dejar claro a la cadena de mando que si algo sale mal, él, el jefe, asumirá todas las responsabilidades para que no cabe ninguna duda.

Escala de peso

Históricamente, aquellas organizaciones que han logrado lograr un equilibrio entre la autonomía de liderazgo y la necesaria coordinación con los gerentes han demostrado ser muy efectivas. No es fácil lograr este equilibrioDe hecho, en organizaciones como las fuerzas del orden, tradicionalmente acostumbradas a la gestión centralizada y dotadas de cierta rigidez, el cambio de paradigma viene acompañado de muchas dificultades.

Promover el clima y la descentralización

Los oficiales de policía son generalmente conservadores porque nos identificamos con el orden y todas las innovaciones representan un riesgo para nuestro espacio de confort creado en base al tiempo y la estabilidad. No todo el mundo está dispuesto a asumir nuevas responsabilidades o participar más en su trabajo. Es el trabajo de la gerencia crear un clima favorable romper patrones repetitivos de acción y adaptarse a las tendencias. Creo que comando descentralizado Es una de las formas en que podemos mejorar nuestro trabajo.

arturo pereira

Arturo Pereira,

Intendente Jefe de Policía, es doctor en derecho, miembro correspondiente de la Real Academia de Derecho y Legislación de España, ensayista y profesor de la UNED.

guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
ARTÍCULOS RELACIONADOS

Aleatorio

Popular

Comentarios Recientes